¿Qué ocurre cuando el heredero o el fallecido residen en el extranjero?

El impuesto de sucesiones se debe pagar al estado de España (bajo las leyes estatales previstas a tal efecto), y no a ninguna Comunidad Autónoma, en aquellos casos en los que sea residente fuera de España.

El impuesto de sucesiones se debe pagar al estado de España (bajo las leyes estatales previstas a tal efecto), y no a ninguna Comunidad Autónoma, en aquellos casos en los que el fallecido residiese en el extranjero (fuese español o no), independientemente de donde viva el heredero. Si el heredero ya ha pagado un impuesto de sucesiones similar al de España pero en otro país, podrá utilizarlo para reducir el importe total o cuantía sobre el impuesto de sucesiones a pagar en España. Esto aplica tanto a residentes de dentro como fuera de la Unión Europea que dispondrán de un plazo de 4 años para reclamar desde que se pagó incorrectamente.