¿Puedo cambiar el testamento si me arrepiento?

Sí, siempre se puede cambiar. El último que se hace será el que prevalezca, anulándose los anteriores, salvo que en alguno de ellos se hubiera reconocido algún hijo natural.