Gente con mascarilla pandemia confinamiento compraventa derechos herencias

Efectos del confinamiento: se disparan las renuncias y la compraventa de herencias

Según datos del Consejo General del Notariado recogidos por el diario Cinco Días, los españoles hemos renunciado, durante los seis primeros meses del año, a un 11,3 % de las herencias, a la espera de las cifras que pueda arrojar el ya próximo cierre del ejercicio.

Se trata de la cifra más elevada desde que esta entidad comenzara en 2007 a recoger esta serie histórica. En concreto hablamos de que, hoy por hoy, los españoles renunciamos 4 veces más a las herencias que hace 12 años.

¿Por qué se decide ahora más que nunca renunciar a la herencia?¿Es posible hacer una compraventa de los derechos de la herencia?

Esta tendencia al alza ya se viene apreciando año a año, con un porcentaje del 11,1 % en 2019 y del 10,8 % en 2018, y ya destacó en el porcentaje global de los últimos años, cuando el número de desistimientos había crecido en 2019 un 329 % respecto a 2007.

Cabe suponer que las causas detrás de este incremento de renuncias a herencias se encuentran en las sucesivas crisis que hemos vivido en los últimos tiempos. Más que en las crisis, en la situación económica en que ha quedado instalada la clase media.

Así, si el heredero tiene la certeza de que su herencia puede contener deudas (generalmente relacionadas con el sector inmobiliario), es fácil que opte por renunciar a la misma, pensando que no sólo deberá hacer frente a dicha deuda, sino que todavía tendrá que hacerse cargo de la factura fiscal. Muchos herederos desconocen la posibilidad de optar por una compraventa de herencias, y solamente acuden a una gestoría especializada como Herencias.eu cuando ya es demasiado tarde. Además, otro dato importante a tener en cuenta es que la compraventa de herencias ha aumentado notablemente con la pandemia, en paralelo con el aumento de la renuncia de los derechos hereditarios.

Compraventa de derechos hereditarios (via Unsplash)

En este sentido, es fundamental recordar que la carga fiscal por el impuesto de Sucesiones varía mucho entre las diferentes Comunidades Autónomas de nuestro país. Sin embargo, esta tampoco parece ser la cuestión definitiva, ya que las Comunidades Autónomas con mayor impacto fiscal no necesariamente son las que acumulan un mayor incremento en el número de renuncias.

Así, en Galicia y Cantabria se observa un repunte en el número de renuncias del 17,5 % y del 16,4 %, respectivamente, pese a ser Comunidades con una carga fiscal baja.

Otros factores pueden ser el grado de parentesco con el fallecido, ya que cuanto más lejano es el grado, mayor es el porcentaje del impuesto, o el desconocimiento de algunas opciones como la Aceptación a beneficio de inventario, un mecanismo por el que el heredero responde de las deudas únicamente con los bienes que recibe en su propio legado, sin poner en riesgo su patrimonio previo.

En el año 2019, solo el 0,2 % de los españoles se acogió a esta figura, en línea con el 0,19 % que arroja el primer semestre de este año 2020.

No perdamos de vista tampoco el importante incremento en la compraventa de herencias que se ha registrado en los últimos tiempos. Una solución para sacar algún rendimiento a una herencia que, en realidad, no se puede aceptar.

En definitiva, aún están por ver los efectos que pueda tener el incremento global de fallecimientos de la primera ola y la situación económica en la que el país se halla inmerso.

Estos datos se irán conociendo con el cierre del año, dado que las herencias se gestionan entre 6 y 12 meses después de las defunciones.