En una herencia, ¿qué ocurre con el dinero del fallecido?

Hay un tipo de bienes que son aquellos relacionados con las cuentas bancarias, libretas y saldos del causante. Para conocer dichos bienes, acudiremos a las entidades financieras y de crédito con el Certificado de defunción, el Certificado del Registro General de Actos de Últimas Voluntades, y con el testamento o acta de declaración de herederos. Por tanto, se solicitará al banco que certifique todos los saldos, que tuviera el fallecido. Esta certificación tiene un coste relativamente bajo que dependerá de las comisiones de cada entidad por emitir dichos certificados de saldos.

Si no conociéramos los saldos del causante o tuviéramos problemas para conocer el banco donde tuviera estos bienes, deberemos ir banco por banco solicitando los certificados de saldo, justificando a las entidades tanto el fallecimiento del titular como la condición de heredero del causante. Igualmente en la última declaración de IRPF, si la hubiera hecho, podríamos obtener alguna información acerca del pago de intereses, dividendos, etc.

Un aquel momento en el que la entidad bancaria o financiera tenga en su conocimiento la muerte del causante, se congelarán las cuentas bancarias, y será totalmente imposible sacar el saldo de las mismas, mientras no se justifique ante la entidad bancaria el correspondiente pago de los impuestos y la titularidad de los bienes.