¿Cómo transcurre la entrega de los bienes heredados?

En primer lugar, cuando se trata de bienes inmuebles, no es necesaria la inscripción en el Registro de la Propiedad. Sin embargo, lo recomendable en este caso es inscribir los bienes a nombre de los propietarios. En caso de estar convencidos de que los inmuebles de la herencia no se venderán, una de las opciones posibles es no hacer escrituras, si no realizar la correspondiente inscripción en el Registro de la Propiedad. Por lo tanto, llegado el caso deberemos poner los bienes a nombre de la persona adjudicataria de los bienes, y para ello nos dirigirnos a los diferentes Registros donde se hallen, aportando la documentación necesaria a cada uno de ellos.

Los derechos y participaciones (incluido el derecho de usufructo) relacionados con los bienes inmuebles en cuestión, deberán ser indicados detalladamente en el Registro de la Propiedad. En aquellos casos donde ocurra el fallecimiento del titular de un derecho de usufructo vitalicio, es decir, que perdura mientras viva la persona usufructuaria, será suficiente acudir al Registro de la Propiedad con una solicitud junto con el certificado de defunción original, y por lo tanto no será obligatorio realizar escrituras nuevas para anular dicho derecho.

Muy importante, y a tener en cuenta de hacer la partición en escritura pública cuando los bienes inmuebles en cuestión no estén inscritos en el Registro de la Propiedad. En este supuesto existen dos casos: que uno haga la comunicación al Catastro de manera independiente (con el impreso 900D cumplimentado para el procedimiento catastral que corresponda), o a través de la notaría, ya que son generalmente las notarías las que comunican a la Dirección General del Catastro los nuevos titulares de los bienes inmuebles.

Para poder heredar un vehículo deberá realizarse la transferencia a través de la Dirección General de Tráfico. Por otro lado, para la herencia de dinero (seguros, saldos bancarios, etc) será a través de las entidades financieras, crediticias, así como empresas aseguradoras que podremos acceder a él, siempre y cuando hayamos realizado el correspondiente pago de impuestos (de lo contrario están obligadas por ley a retener todos los importes), y presentamos la documentación necesaria que  demuestre que somos herederos.