¿Por qué escoger a Herencias.eu?

Somos una empresa dedicada exclusivamente a la tramitación y gestiones relacionadas con el Derecho de Sucesiones y Donaciones. A diferencia de otras empresas no especializadas, tenemos una alta eficiencia en este tipo de trámites así como unos honorarios razonables basados en nuestra ética profesional.

Icono 1 - Gestión de herencias sin sorpresas - Herencias.eu

Gestión de herencias sin sorpresas

Le informamos y asesoramos de todo para que este trámite sea sencillo y cómodo para usted y sus familiares: revisamos si existe testamento, otorgamos declaración de herederos, calculamos los impuestos sobre sucesiones y donaciones y todos los gastos a tener en cuenta según los bienes heredados, planteamos diferentes escenarios y opciones, etc. Lo más importante es evitar en todo momento cualquier sorpresa indeseable.

Icono 2 - Resolución de problemas - Herencias.eu

Resolución de problemas

Nuestro equipo de abogados especializados en resolución de conflictos se encargan de solucionar los problemas que puedan venir ocasionados al aceptar una herencia: conflictos entre los familiares o herederos, existencia de usufructos, herencias indivisas, falta de liquidez, etc. No lo dude más y evite problemas mayores acudiendo a nuestro equipo de expertos.

Icono 3 - Compramos tu herencia - Herencias.eu

Compramos su herencia

Si tiene una herencia complicada por cualquier motivo, nuestro equipo de profesionales se compromete a hacer un estudio de la misma, y en caso de valoración positiva, hacerle una oferta por la compra de los derechos sobre su herencia. De ese modo usted se evita problemas y obtiene liquidez de forma inmediata.

¿Qué opinan nuestros clientes?

Le mostramos algunas de las opiniones más relevantes de clientes que han contratado diferentes servicios de Herencias.eu. Si lo desea podrá encontrar libremente más opiniones de clientes en nuestro perfil en Google.

En manos de verdaderos profesionales.

Desde el primer momento, el equipo de Herencias.eu nos ha resuelto todas las dudas que mi familia y yo teníamos sobre la gestión de la herencia de un familiar. Nos explicaron los impuestos y gastos de sucesiones y donaciones que teníamos que tener en cuenta y nos dieron varias alternativas.

Preguntas frecuentes

Estas son algunas de las preguntas típicas sobre la gestión de herencias que nos hacen nuestros clientes cuando nos llaman.

¿Cómo funciona la herencia de bienes inmuebles?

Son bienes inmuebles todos aquellos bienes considerados bienes raíces, unidos de modo inseparables, física o jurídicamente al terreno (fincas urbanas, rústicas, viviendas, etc..).

En las escrituras que se pudiere conservar constarán los bienes que tenga una. En ellas aparecerá los bienes que tenía. También deberemos solicitar notas simples al Registro de la Propiedad para corroborar que los bienes están inscritos a nombre del fallecido y conocer también las cargas que pudieran existir (cargas, hipotecas,…).

En el caso de no encontrar las escrituras y queremos localizar los bienes que pudieran existir lo haremos de la siguiente forma:

  • En el caso de que estén inscritos en el Registro de la Propiedad, deberemos solicitar en el Registro notas simples de los bienes que aparezcan inscritos a nombre del causante. Esta es la forma más inmediata de localizarlos y lo primero que debemos de hacer.
  • Este trámite puede hacerse a través de la web (www.registradores.org) o acudiendo a un Registro personalmente. Tiene un coste relativamente bajo.
  • Deberemos también acudir al Catastro para localizar los posibles inmuebles que no estuvieran inscritos en el Registro de la Propiedad. Acudiremos a los llamados PIC (puntos de información catastral) con el fin de que éstos emitan las certificaciones catastrales de todos los bienes de del causante. En cada ayuntamiento suele haber un PIC. El coste de estos certificados es variable en función de los ayuntamientos, ya que en algunos se cobra y en otros no.

La valoración de los bienes inmuebles se realiza en base al valor o precio de real de mercado que obtengamos de la Dirección General del Catastro, que no es otra cosa que el precio más probable al que podría venderse el inmueble.

En una herencia, ¿qué ocurre con el dinero del fallecido?

Hay un tipo de bienes que son aquellos relacionados con las cuentas bancarias, libretas y saldos del causante. Para conocer dichos bienes, acudiremos a las entidades financieras y de crédito con el Certificado de defunción, el Certificado del Registro General de Actos de Últimas Voluntades, y con el testamento o acta de declaración de herederos. Por tanto, se solicitará al banco que certifique todos los saldos, que tuviera el fallecido. Esta certificación tiene un coste relativamente bajo que dependerá de las comisiones de cada entidad por emitir dichos certificados de saldos.

Si no conociéramos los saldos del causante o tuviéramos problemas para conocer el banco donde tuviera estos bienes, deberemos ir banco por banco solicitando los certificados de saldo, justificando a las entidades tanto el fallecimiento del titular como la condición de heredero del causante. Igualmente en la última declaración de IRPF, si la hubiera hecho, podríamos obtener alguna información acerca del pago de intereses, dividendos, etc.

Un aquel momento en el que la entidad bancaria o financiera tenga en su conocimiento la muerte del causante, se congelarán las cuentas bancarias, y será totalmente imposible sacar el saldo de las mismas, mientras no se justifique ante la entidad bancaria el correspondiente pago de los impuestos y la titularidad de los bienes.

¿Los vehículos también se pueden heredar?

Sí, los vehículos son también bienes que habrá que incluir en el inventario de la herencia para su repartición. Igualmente, liquidaremos los impuestos igual que con cualquier otro bien, y posteriormente solicitar el cambio de nombre en la DGT.

¿Qué ocurre con los seguros de vida del fallecido en una herencia?

El seguro de vida de una persona, es un seguro que cubre el riesgo en caso de fallecimiento, bien por supervivencia o por una incapacidad, e incluye aquellos riesgos que afectan directamente a la salud, a la existencia y a la integridad general de las personas.

En este caso hablaremos de las coberturas en el caso de muerte. Las cantidades que se reciben por los seguros de vida, no los incluiremos en el inventario de la herencia. Si no hubiera designación específica del beneficiario en el contrato de los seguros de vida, los importes procedentes de la póliza pertenecerán a los herederos. Lo habitual es que sí haya un beneficiario en el contrato de la póliza del seguro.

¿Cómo se adjudican los bienes de la casa en la herencia?

El mobiliario y bienes de la vivienda habitual de los esposos más conocido como ajuar doméstico (se refiere a bienes de la casa principalmente sin incluir las joyas), se adjudica en primer lugar al cónyuge si lo hubiere. Si no, se adjudicaría al resto de herederos.

El ajuar doméstico se valora a efectos de liquidación del impuesto en un 3% del valor de la herencia, salvo que los interesados justifiquen su inexistencia o que su valor es inferior al 3% anteriormente citado.

¿Cómo afectan las deudas en una herencia?

Las deudas son aquellas obligaciones de pago que tuviera el causante. Suelen ser préstamos personales, hipotecas, tarjetas de crédito,… con las entidades de crédito.

Hay que conocer las deudas que el fallecido pudiera tener, ya que éstas también se le adjudicarán a los herederos, de modo que en el caso de que las deudas fueran superiores a los activos, se tendría que hacer frente a ellas tanto con los bienes de la herencia como los de los herederos. Es importante tener en cuenta que en los casos en que no se acepte la herencia, no podremos disponer de ninguno de los activos de la herencia, como fuera saldos en cuentas corrientes. En caso de hacerlo se entendería que se ha aceptado al hacer uso de parte de los activos de la herencia.

Es por este caso, que es importante conocer bien tanto los activos como las deudas de el causante y hacer una valoración sobre la conveniencia de aceptar la herencia o incluso no renunciar a la herencia. La renuncia a la herencia debe hacerse ante notario, por lo que no será válido hacerla por documento privado.

¿Cómo se reparte la herencia? ¿Qué es el cuaderno particional?

Es un documento en el que se recogen toda la información pertinente de los herederos de los activos así como las deudas. Para su confección tomaremos en cuenta la existencia o no de testamento y las posibles cláusulas o disposiciones que pudiera haber manifestado el fallecido. Se citarán a todos los herederos para que comprueben el documento y lo firmen el documento, a expensas de que posteriormente hubiera que corroborarlo ante Notario.

El contenido del cuaderno particional es muy variable, dependiendo de si hay o no testamento, de cómo está redactado el mismo y de quienes sean los herederos llamados a la herencia por el testador o por la ley. Dependerá de cada caso concreto.

Es un documento de acuerdo entre los herederos, similar a la escritura pública, en el que la diferencia es que no interviene el notario. En los siguientes casos bastará con el documento privado:

  • En el caso en que no interese a los herederos hacer el reparto de los bienes inmuebles en ese instante porque no vayan a realizar la venta ni adjudicárselos a ninguno de los herederos.
  • Si ocurre que hay heredero único, no será imprescindible acudir al Notario, siendo suficiente legitimar la firma del documento. Ésto nos ahorrará los gastos de la Notaría.
  • Si en la herencia no hay bienes inmuebles, o lo que es lo mismo que sólo exista en el inventario de la herencia activos bancarios (metálico, acciones) o bienes muebles.

En cualquiera de los casos anteriores, no tendremos la obligación de hacer escritura de herencia en la Notaría, sólo deberemos acudir a un profesional que redacte el documento, además de pagar los impuestos correspondientes.

Sin embargo, en los casos en que existen bienes inmuebles (viviendas, fincas, etc) en el inventario de la herencia y se pretenden inscribir en el Registro de la Propiedad, será imprescindible acudir a la Notaría para que redacten el documento público de la partición de la herencia, salvo en los casos en que haya un único heredero.

¿En qué consiste la declaración de herederos?

Cuando el causante no tuviera realizado el testamento, será imprescindible que el notario decrete conforme a la ley, quienes son los herederos. La declaración de herederos nos remite a aquellos herederos que lo sean el día de la muerte del causante, aunque, haya fallecido más adelante alguno de los herederos de la herencia.

Cabe destacar que, desde el 23 de julio de 2015, todas las declaraciones de herederos las tramitan los notarios. Hasta entonces, en el caso de que el fallecido no dejara ni cónyuge, ni descendientes, ni ascendientes, si no solamente familiares como hermanos, sobrinos, tíos…, esta declaración de herederos era llevada a cabo por los juzgados. Con esto se han simplificado los trámites, ya que en los supuestos en los que el causante no deje testamento, cualquier declaración de herederos que se precise estará en la notaría.

De forma resumida la declaración se tramitará de la siguiente forma:

  • En primer lugar deberemos acudir al Notario. Para saber a que Notario debemos acudir para gestionar este acta de notoriedad podremos elegir entre:
    • El Notario correspondiente a la residencia habitual del fallecido, aunque también podrá acudir a un Notario de un distrito colindante.
    • La Notaría de la población donde estuviere la mayor parte de la herencia.
    • La Notaría de la población donde ocurriera el lugar de fallecimiento.
  • Deberemos recopilar la siguiente documentación a fin de presentarla en la Notaría u Organismo correspondiente para gestionar la declaración:

    • Documento Nacional de Identidad del fallecido, o si no lo hubiere, el certificado de empadronamiento.
    • Certificado original de defunción.
    • Certificación del Registro General de Actos de Últimas Voluntades (RGAUV).
    • Certificación de nacimiento de todos los herederos.
    • Certificados de defunción de los llamados a la herencia premuertos y de parentesco más próximo.
    • Libros de familia.
    • Otros.

Además de los interesados debemos acudir a la notaría, con dos testigos que manifiesten conocer a la familia para que indiquen que no les consta que hayan otros herederos además de los allí presenten. Éstos, preferentemente deberán ser de la misma vecindad del causante.

El plazo estimado de la tramitación de este trámite desde que se firma en la notaría hasta que son declarados quiénes son los herederos por el Notario es de al menos, 20 días hábiles (generalmente se demora al mes de tiempo).

Una vez presentada toda la documentación que corresponda en la notaría, y firmada el acta en presencia del notario (con presencia del interesado que haya instado el acta y los dos testigos), obtendremos la copia del acta. En la copia del acta de la declaración de herederos, se indicará quienes son los herederos y en qué proporciones.

¿Qué es el testamento?

El testamento es la declaración voluntaria que una persona realiza en vida y de forma consciente, explicando lo que desea que se haga con sus bienes tras su muerte. El testamento es un acto solemne sujeto a ciertas condiciones de forma y en el que de manera obligatoria debe constar la institución de un heredero. Es necesario decir que el testamento es algo de gran importancia, ya que en él constará quienes son los herederos y en qué proporciones.

Cabe aclarar y distinguir entre lo que es la copia autorizada y la copia simple del testamento:

  • Copia autorizada del testamento es la que lleva la firma del notario y se queda en la Notaría.
  • Copia simple del testamento es aquella que no lleva la firma del notario ni tampoco incluye el sello de seguridad, que no es otra cosa que un adhesivo de color azulado en la parte final del testamento junto a la firma del notario, y además, esta copia tampoco se encuentra hecha en papel timbrado. No certifica de forma auténtica su contenido. El Notario proporciona esta copia al heredero/s para que la guarde y pueda ver el contenido del testamento. Nos servirá para algunas gestiones, tales como el pago de algunas tasas administrativas.

En el supuesto de que el fallecido hubiera hecho testamento, aparecerá en la certificación que hemos conseguido del RGAUV. Como hemos indicado anteriormente, el único testamento que será válido es el último que hubiera realizado el causante. La certificación indicará tanto la fecha del testamento como la Notaría y Notario que realizó el testamento al causante. Si la certificación del RGAUV fuera negativa y se tuviera constancia del otorgamiento del testamento se podrá solicitar copia autorizada de dicho testamento aportando la copia simple.

Para localizar el lugar donde se encuentra el testamento, nos remitiremos a los datos del certificado de últimas voluntades. Con esto podremos pedir la copia autorizada del mismo:

  • Si el testamento se realizó en un periodo de tiempo inferior a 25 años, el testamento es probable que esté en la misma notaría donde se hizo. Si no está el mismo Notario seguramente lo conservará el Notario que ocupara la plaza en ese momento.
  • Si el testamento se realizó en un periodo de tiempo superior a 25 años, probablemente lo podamos localizar en el archivo de protocolos, salvo que sea el mismo Notario, y entonces puede que lo conserve.

La solicitud de la copia autorizada puede hacerse:

  • Acudiendo a la notaría correspondiente, lo podrá solicitar alguna de las personas nombradas en el testamento o apoderado especial (si es algún gestor o abogado que lleve a cabo la gestión de la herencia) acompañando la certificación del RGAUV y certificado de defunción original.
  • También se puede solicitar por correo ordinario, mandando la solicitud, la cual realizará el interesado ante Notario para legitimar la firma. Esto l0 podremos mandar a la notaría en la que se halle el testamento, incluyendo la certificación del RGAUV y certificado de defunción original.

El coste de realizar un testamento es muy variable. El precio por la copia autorizada del testamento irá en función del número de páginas del testamento original, además de la antigüedad que tenga el mismo.

Los tiempos para su realización dependen de cada notaría, por lo general tarda una semana, pero en algunas ocasiones puede demorarse hasta los 30 días.

¿Qué es el certificado del RCSF?

El RSCF (Registro de contratos de seguro con cobertura de fallecimiento) se creó en el año 2005 y es un archivo donde se incluyen las pólizas de seguro de una persona. Nos servirá para conocer si el fallecido tiene contratado algún seguro de vida, ya que en ocasiones es posible que los herederos no tengan constancia de la existencia de estos seguros y podrían no solicitarlo. El tiempo máximo para solicitar los importes de un seguro de vida es de 5 años. Son seguros asociados a préstamos, tarjetas bancarias, etc.

Para conocer si el causante tenía suscrito algún seguro de vida tendremos que pedir un certificado de Contratos de Seguros de cobertura de fallecimiento. Se podrá solicitar:

  • Acudiendo a la oficina Central de atención al ciudadano o a una gerencia territorial del Ministerio de Justicia.
  • Por servicio postal dirigido al Registro General de Actos de Última Voluntad

Es imprescindible pagar las tasa administrativas en cualquier entidad bancaria colaboradora. Además deberemos cumplimentar el modelo 790, y presentar el certificado de defunción.

¿Qué es el certificado del RGAUV?

El RGAUV (Registro General de Actos de Últimas Voluntades) es un archivo administrativo dónde se localizan, en principio, un listado de los testamentos realizados por el causante (puede haber más de 1). Los certificados originales quedarán guardados en la Notaría que corresponda. Este certificado se debe pedir al menos tras 15 días desde el fallecimiento del causante.

Podremos solicitarlo:

  • Acudiendo a la oficina Central de atención al ciudadano o también en una gerencia territorial del Ministerio de Justicia. El certificado de RGAUV se entregará en el mismo momento de solicitarlo.
  • Por correspondencia enviando la solicitud al Registro General de Actos de Última Voluntad.

Tanto en el primero como en el segundo caso, es imperativo acudir a un banco o entidad financiera para pagar dicha tasa administrativa rellenando el modelo 790 con un plazo de 12 días. En el caso de que el fallecimiento fuera posterior a abril de 2009 y no estuviera inscrito en el Registro Civil, puede obtenerse la certificación en unos 15 días hábiles, acompañándose con el DNI del fallecido.

¿Qué es el certificado de defunción?

El certificado de defunción es el documento que certifica la muerte de una persona. Generalmente, la empresa de servicios funerarios será quien nos facilite este documento. Lo solicitaremos en el Registro Civil, concretamente un certificado literal de defunción (conviene pedir más de uno). Su expedición es gratuita.

Se pueden solicitar a través de Internet, acudiendo a cualquier Registro civil (no debe ser necesariamente en el que falleció el causante) o por correspondencia al Registro Civil de la población donde falleció.

¿Cómo transcurre la entrega de los bienes heredados?

En primer lugar, cuando se trata de bienes inmuebles, no es necesaria la inscripción en el Registro de la Propiedad. Sin embargo, lo recomendable en este caso es inscribir los bienes a nombre de los propietarios. En caso de estar convencidos de que los inmuebles de la herencia no se venderán, una de las opciones posibles es no hacer escrituras, si no realizar la correspondiente inscripción en el Registro de la Propiedad. Por lo tanto, llegado el caso deberemos poner los bienes a nombre de la persona adjudicataria de los bienes, y para ello nos dirigirnos a los diferentes Registros donde se hallen, aportando la documentación necesaria a cada uno de ellos.

Los derechos y participaciones (incluido el derecho de usufructo) relacionados con los bienes inmuebles en cuestión, deberán ser indicados detalladamente en el Registro de la Propiedad. En aquellos casos donde ocurra el fallecimiento del titular de un derecho de usufructo vitalicio, es decir, que perdura mientras viva la persona usufructuaria, será suficiente acudir al Registro de la Propiedad con una solicitud junto con el certificado de defunción original, y por lo tanto no será obligatorio realizar escrituras nuevas para anular dicho derecho.

Muy importante, y a tener en cuenta de hacer la partición en escritura pública cuando los bienes inmuebles en cuestión no estén inscritos en el Registro de la Propiedad. En este supuesto existen dos casos: que uno haga la comunicación al Catastro de manera independiente (con el impreso 900D cumplimentado para el procedimiento catastral que corresponda), o a través de la notaría, ya que son generalmente las notarías las que comunican a la Dirección General del Catastro los nuevos titulares de los bienes inmuebles.

Para poder heredar un vehículo deberá realizarse la transferencia a través de la Dirección General de Tráfico. Por otro lado, para la herencia de dinero (seguros, saldos bancarios, etc) será a través de las entidades financieras, crediticias, así como empresas aseguradoras que podremos acceder a él, siempre y cuando hayamos realizado el correspondiente pago de impuestos (de lo contrario están obligadas por ley a retener todos los importes), y presentamos la documentación necesaria que  demuestre que somos herederos.

¿Qué es el IIVTNU?

IIVTNU son las siglas de Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana. Como su nombre indica, es un impuesto, y sirve para determinar el aumento de valor de los bienes hasta la muerte del causante. Este impuesto, generalmente bastante alto, debe pagarse en el municipio donde se encuentren aquellos inmuebles urbanos heredados. Los plazos de pago son hasta transcurridos 6 meses desde la muerte del causante, prorrogables hasta 12 meses bajo demanda del sujeto pasivo. Los sujetos pasivos tienen obligación de presentar la declaración necesaria en cada Ayuntamiento. 

¿Qué documentación debo aportar para liquidar el impuesto de sucesiones?
  • Documento de partición correspondiente. Modelos de declaración y autoliquidación.
  • Certificado de defunción del fallecido, y del registro general de actos de última voluntad.
  • Copia autorizada del testamento o de la declaración de herederos, o en su defecto, relación de los posibles herederos junto con el grado de parentesco del fallecido.
  • Copia de contratos de las aseguradoras
  • Escrituras del fallecido de los bienes inmuebles incluidos en la herencia
  • Documentos que prueben la mayoría de edad de herederos de menos de 21 años.
  • Documentos que detallen las cargas, deudas, gravámenes y gastos a deducir según se haya solicitado
  • Documentos que justifiquen los saldos de cuentas en entidades bancarias y financieras, valor de acciones y participaciones
¿En qué oficina debo pagar el impuesto de sucesiones?

Este impuesto deberá presentarse en la oficina responsable a tal efecto de la Comunidad Autónoma respectiva. Existen dos casos:

  • Cuando la residencia habitual del causante fallecido se encuentra en una capital de provincia, se acudirá a la oficina de Hacienda respectiva
  • Cuando la residencia habitual del causante fallecido se encuentre fuera de la capital de provincia, se acudirá a la oficina liquidadora del Registro de la Propiedad que represente a ese municipio.
¿Qué ocurre cuando el heredero o el fallecido residen en el extranjero?

El impuesto de sucesiones se debe pagar al estado de España (bajo las leyes estatales previstas a tal efecto), y no a ninguna Comunidad Autónoma, en aquellos casos en los que sea residente fuera de España.

El impuesto de sucesiones se debe pagar al estado de España (bajo las leyes estatales previstas a tal efecto), y no a ninguna Comunidad Autónoma, en aquellos casos en los que el fallecido residiese en el extranjero (fuese español o no), independientemente de donde viva el heredero. Si el heredero ya ha pagado un impuesto de sucesiones similar al de España pero en otro país, podrá utilizarlo para reducir el importe total o cuantía sobre el impuesto de sucesiones a pagar en España. Esto aplica tanto a residentes de dentro como fuera de la Unión Europea que dispondrán de un plazo de 4 años para reclamar desde que se pagó incorrectamente.

¿En qué Comunidad Autónoma debo pagar el impuesto de sucesiones?

El lugar al cuál deben referirse para ingresar las autoliquidaciones y demás declaraciones y hacer frente a los impuestos de sucesiones, dependerá de la Administración de Hacienda correspondiente. Para saber cual es la Administración correspondiente, hay que mencionar el concepto de “residencia habitual”.

Por normal general, para ubicar la residencia habitual de un fallecido no importa el lugar donde se encuentren los bienes heredados, sino que hay que localizar el territorio o Comunidad Autónoma donde esta persona haya pasado más tiempo en los cinco años previos al fallecimiento. Existen dos excepciones, que son el País Vasco y Navarra, que ubican la residencia habitual en el territorio  donde esta persona haya pasado más tiempo en el año previo al fallecimiento.

Es importante no equivocarnos al pagar el impuesto en la Comunidad Autónoma correcta. En caso de no hacerlo, es posible que existan reclamaciones por parte de la Administración de la Comunidad Autónoma donde estuviera la verdadera residencia habitual del fallecido. Estas reclamaciones podrán incluir el pago de todas los impuestos y sus cantidades adeudadas, así como los intereses generados.

¿Cómo pagar e ingresar las cantidades del impuesto de sucesiones?

La respuesta es que depende de la Comunidad Autónoma donde se reside. En algunas comunidades (Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Islas Baleares, Islas Canarias y Murcia), este ingreso se tiene que realizar mediante el proceso conocido como autoliquidación, con el que ya estamos todos familiarizados. Para tal efecto, deberemos cumplimentar el modelo oficial de declaración y el modelo oficial de autoliquidación, y a continuación ingresar el dinero en las entidades bancarias financieras y de crédito.

La autoliquidación no es algo sencillo de realizar. Una liquidación del impuesto de sucesiones de manera incorrecta, puede ocasionar graves perjuicios y obligar a hacer frente a importantes sanciones administrativas. Es bajo su total responsabilidad calcular las cuantías a pagar de impuestos, así como el ingreso de las mismas en Hacienda, por lo que recomendamos que confíe en nuestros profesionales, con una dilatada experiencia, para llevarlo a cabo.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para solicitar la prórroga para el pago de impuesto de sucesiones?

Los requisitos son los siguientes:

  • Motivos por los que se presenta la solicitud;
  • Estimación de bienes y derechos;
  • La propia solicitud de prórroga, cumplimentada con el nombre y domicilio de todos los posibles herederos, así como, en caso de conocerse, el patrimonio existente y el grado de parentesco con el causante;
  • Acta de defunción;
¿Qué plazo tenemos para pagar el impuesto de sucesiones?

Tenemos exactamente 6 meses para liquidar el pago del impuesto de sucesiones tras el fallecimiento de nuestro familiar. Es importante recalcar el hecho de que de no liquidar los impuestos en plazo (durante los 6 primeros meses) es posible que se pierdan una serie de beneficios fiscales.

Además, es posible prorrogar este plazo por otro periodo de tiempo de 6 meses adicionales, siempre y cuando esto se solicite antes de que hayan pasado 5 meses desde el fallecimiento. Una vez otorgada la prórroga, estaremos obligados a pagar los intereses por demora, que se calculan a partir del primer día tras el periodo inicial de 6 meses, y acaba el día que se presenta la debida documentación.

¿Tengo derecho a rechazar una herencia?

Sí por supuesto, especialmente si las deudas son mayores que los activos.

¿Puedo heredar los bienes y no las deudas?

No, no se puede. Al aceptar una herencia, todos los herederos reciben tanto los bienes como las deudas.

Si quiero beneficiar a alguno de mis hijos, ¿tengo derecho a hacerlo? ¿Y a desheredarlo?

Se puede beneficiar a cualquier hijo. En cambio, para desheredar a un hijo, tiene que haber causas determinadas por el código Civil (ver desheredación).

¿Qué me va a costar la herencia?

Será preciso que un profesional nos confeccione un presupuesto, ya que el coste de la herencia depende de distintas variables, tales como:

  • El número de herederos así como el grado de consanguinidad con el causante
  • El patrimonio a repartir entre los herederos,
  • Los impuestos de hacienda y plusvalías (los cuales son distintos según la comunidad autónoma),
  • Los costes de Notaría y Registro de la Propiedad, etc.

La contratación de un profesional especializado para realizar estos trámites proporcionará la tranquilidad de una correcta gestión y liquidación de los bienes heredados y nos evitarán reclamaciones y penalizaciones de Hacienda.

¿Cuánto cuesta hacer testamento y cuánto se tarda en hacerlo?

El testamento generalmente tiene un coste habitualmente que ronda los 38-40 euros. El tiempo que lleva realizarlo, por lo general cuando no es muy complejo se puede hacer en unos 30 minutos.

¿Cómo se si el difunto ha hecho testamento?

Podemos saber si el difunto o difunta han dejado testamento simplemente solicitándolo al Registro de Últimas Voluntades. Sin embargo, ahora generalmente es la funeraria quien lo aporta junto al certificado de defunción.

¿Qué pasa cuando no hay testamento?

Si no hay testamento, se hace el acta de declaración de herederos, delante del notario, que equivale a lo mismo.

¿Qué hay que hacer cuando alguien fallece?

En este caso dependerá de lo que quieran hacer los herederos. Aquí será necesario el asesoramiento de un profesional especializado para tomar las decisiones correctas y evitar penalizaciones e intereses de demora.

¿Puedo cambiar el testamento si me arrepiento?

Sí, siempre se puede cambiar. El último que se hace será el que prevalezca, anulándose los anteriores, salvo que en alguno de ellos se hubiera reconocido algún hijo natural.